Furong Zhen: Una aldea entre cascadas en China

Furong Zhen: Una aldea entre cascadas en China

mayo 31, 2020 1 Por Thais & Jon

Furong (芙蓉镇; Fúróng Zhèn) es una aldea en la provincia de Hunan situada a unos 200 kms de Zhangjiajie (las montañas de Avatar), es por tanto una buena parada en ruta entre esta y Fenghuang.

Poblado en su mayoría por la etnia Tujia, es conocida como Hibiscus Town por una película grabada en 1986, (Furong significa Hibiscus en el alfabeto fonético chino).

Anteriormente a esta película se la conocía como Wangcun pero tal fue el éxito de esta que la rebautizaron.

Lo más característico de esta aldea es que está construida en un acantilado entre cascadas y esto le da un aspecto mágico.

Vistas desde nuestro Hotel Yinhe Shanzhuang Hotel

¿Cómo llegar?

Podrías ir a verlo en una excursión de un día desde Zhangjiajie pero habíamos leído que cuando la luz cae y se ilumina la cascada, el pueblo es todo un espectáculo por eso nosotros optamos por quedarnos una noche.

Para ir, cogimos un autobús que nos llevó desde la estación de Zhangjiajie en dos horas y media sin paradas. El ticket nos salió por 30 yuanes persona y es un mini bus que sale del andén (bien señalizado con nombre en inglés) cada hora de 7 a 17h.

Tened en cuenta que el bus os dejará en una estación fuera de la ciudad monumental. De ahí cogimos un taxi junto con un grupo de argentinas con las que coincidimos en el minibús por 20 yuanes los 5, (hay que regatear como siempre, ya que a ellas les pretendían cobrar 20 yuanes por persona).

Para continuar con el itinerario por esta zona de China, el problema es que no hay transporte directo de Furong a Fenghuang por lo que o tendrías que volver a Zhangjiajie y de ahí a Fenghuang perdiendo un día de viaje o contratar en Furong una van compartida, que es lo que hicimos nosotros por 100 yuanes por persona.

Leímos por foros que hay viajeros que contratan un chofer para esta zona de Hunan, pero a nosotros además de que se nos iba de presupuesto nos gusta el riesgo.

Tenemos el contacto de alguno, si sois un grupo quizás os convenga, no dudéis en pedírnoslo.

Principales atracciones de Furong

Para acceder a la aldea, tienes que adquirir un ticket, de hecho no podíamos ir a nuestro hotel sin antes haberlo comprado. Hay puestos de seguridad en todos los accesos. Podéis ver más info en las stories de nuestro instagram aquí

Tabla de precios por entrada

La principal atracción de la aldea es su cascada, de unos 60 metros de caída y 40 metros de ancho. Para verla de cerca e incluso pasar tras ella hay que pagar ticket, nosotros no nos dimos cuenta y pasamos tan decididos que ni nos pararon.

Se cree que en la cueva tras la cascada se establecieron los primeros habitantes de esta zona, de hecho hay alguna figura representando estas antiguas tribus.

También tienes miradores para ver la cascada de frente y desde la mayoría de restaurantes también tienes bonitas vistas. Por la noche la iluminan y es espectacular.

El pueblo en si es una atracción, tiene más de 2000 años de historia. Es precioso ver sus construcciones de madera rodeando la cascada, estos edificios se conocen como Diaojiaolou (viviendas típicas de la etnia Tujia apoyadas en pilares).

En un par de horas de paseo podrías recorrerlo. Además no vimos la masificación de gente que encontramos por ejemplo en Fenghuang.

Aldea de Furong

¿Dónde alojarse?

La búsqueda de este alojamiento ganó en dificultad incluso al de los arrozales, el pueblo prácticamente no existe en internet. No nos aparecían alojamientos ni en Booking ni en Agoda y estuvimos a punto de tirar la toalla para pernoctar aquí. Como a cabezotas no nos gana nadie al final y tras mucho investigar conseguimos alojamiento por la plataforma trip.com, la misma donde compramos los billetes de avión internos.

Nuestro alojamiento fue el Yinhe Shanzhuang Hotel y nos salió por 31€/noche sin desayuno. En este mismo nos consiguieron el transporte para Fenghuang.

Nuestro día en Furong

Salimos de Zhangjiajie sobre las 9, elegimos un hotel cerca de la estación para poder ir andando y la verdad es que la localización del Zhangjiajie MINI Inn es ideal, ya que además de cerca de la estación está cerca de la entrada a Tianmen Mountain (donde compras los tickets y coges el bus para subir). Para ver la etapa del viaje en la que nos encontramos, puedes verlo aquí.

El minibús nos lleva en dos horas y media a Furong, solo hace alguna parada en la carretera para recoger a algún pasajero.

El primer imprevisto llega cuando nos damos cuenta que el bus no te deja en la ciudad antigua sino en las afueras. Y está bastante lejos para ir andando con las mochilas. Cogemos un taxi compartido con tres chicas argentinas que habían ido a pasar el día.

Ahora comienza la odisea, nosotros en China encontrábamos los hoteles por las fotos de la fachada de booking o agoda, ya que encontrarlos con los nombres con caracteres chinos es imposible. Pero este al ser un pueblo antiguo las fachadas son todas IGUALES… tras dar muchas vueltas, meternos en un hotel que no era el nuestro e intentar preguntar con el traductor nos vemos en la garita del guarda sin saber qué hacer.

A diferencia de Fenghuang, aquí si hay que pagar para entrar al pueblo. Cuando nos dimos cuenta estábamos montados en un carricoche de una desconocida para ir a comprar la entrada. Como sospechamos la chica que nos llevó era de nuestro hotel.

Pagamos 60 yuanes/persona con el carnet de falso estudiante (vamos el dni) y ya nos adentramos en el pueblo. Como la habitación no estaba lista hacemos un desayuno/almuerzo, ¿a que no adivináis el qué? NOOOOODLEEEES :).

Cuando terminamos de comer, ya tenemos lista la habitación, dejamos las maletas y vamos a pasear por el pueblo.

Edificios Diaojiaolou

Entramos en la zona de la cascada y las vistas desde aquí son preciosas. Jon tiene el guapo subido hoy y no paran de pedirle fotos, lo bautizamos como “el Beckham de Llobregat”.

Vista la cascada y paseando por el pueblo un par de horas más, nos vamos a descansar un rato al hotel y a refrescarnos. Hoy hace un calor horroroso.

Cascada de Furong Zhen

Cuando baja un poco la temperatura vamos a los miradores frente a la cascada, unas vistas también muy bonitas de Furong. El pueblo va cobrando vida por la noche, cuando amaina la calor.

Se llenan las terrazas de gente comiendo y tomando cervecita fresca. Nosotros también buscamos donde tomar una cerveza y ver atardecer, y, nos metemos en un hotel (Tuwang Palace Babutang) sin saber bien si podríamos tomar algo allí, y nos pasa la anécdota más surrealista del viaje a China.

Tras acordar el precio de la cerveza (importante sí no quieres tener sorpresas) y ver que las tienen frías (igual o más importante que lo primero) nos empezamos a relajar viendo las vistas de la cascada y disfrutar el momento.

Vemos que un chico chino muy bien vestido y al que todos los camareros y demás personal saludan (creemos que es el staff o el dueño), nos pregunta si nos puede hacer una foto y tras responderle que sí empieza a hacernos un reportaje. Se sienta a tomar algo con nosotros allí y nos dice que si puede grabar un vídeo…el devenir de los acontecimientos hace que terminemos grabando un anuncio para el hotel!

Cervecita desde la terracita del hotel.

Al final nos invita a varias cervezas y acabamos cenando algo que aún no sabemos que es, creemos que es aloe vera. Y es que intentando descifrar la carta también nos echamos unas risas.

Bien contentos nos volvemos al hotel a descansar, ha sido un día intenso y precioso en la China profunda. Para nosotros parada obligatoria si vas a esta zona del país.